Paella de Marisco con Pollo

  • Receta de
    Paella de Marisco

  • Paella de Marisco
    con Alcachofas

  • Paella de Marisco
    con Pollo

  • Paella de Marisco
    con Verduras

  • Paella de Marisco
    con Rape


  • "Paella de Marisco con Pollo"

    Receta de Paella de Marisco con Pollo


    Si quieres aprender a preparar en casa una rica Si quieres aprender a preparar en casa una rica paella de marisco con pollo, aquí te mostramos como prepararla paso a paso, para que puedas preparar esta exquisita receta cuando tengas invitados., aquí te mostramos como prepararla paso a paso, para que puedas preparar esta exquisita receta cuando tengas invitados.

    Ingredientes:

    - 400 gramos de arroz
    - 300 gramos de carne de pollo
    - 300 gramos de almejas
    - 200 gramos de anillas de calamar
    - 200 gramos de gambas
    - 200 gramos de langostinos
    - 100 gramos de tomate triturado
    - Una cebolla grande
    - Dos o tres dientes de ajos
    - Un pimiento rojo
    - Un pimiento verde
    - Azafrán
    - Colorante
    - Sal
    - Aceite de oliva virgen




    Preparación:

    Ahora os mostramos como hacer una paella de marisco con pollo, una variante de la receta tradicional que resulta muy rica y completa, una receta pensada para unos 4 o 5 comensales, y que te vamos a detallar paso a paso. Empezaremos pelando las gambas y langostinos, para lo que les quitaremos las cabezas y las cascaras, y las ponemos a cocer en una olla con el agua suficiente para que las cubran bien. Cuando hierva la retiramos del fuego y volvemos a hervirla en unos segundos, para colar después ese caldo, que emplearemos para la cocción del arroz posteriormente.

    Ponemos a hervir las almejas en un cacito con agua, la justa para que las cubra, y cuando las tengamos todas abiertas, apagamos el fuego y colamos ese caldo, lo reservamos y reservamos también las almejas ya abiertas. Troceamos el calamar en trocitos que no sean demasiado grandes, tanto si lo hemos comprado entero como en anillas, para cocinarlo más fácilmente y que a la hora de comer resulten los trozos más agradables. Y troceamos también la carne de pollo, que os recomendamos emplear carne de pechuga, para dejarla también cortada en trozos no muy grandes.

    Después lavamos los pimientos, les quitamos los tallos y las semillas del interior y después los cortamos en trocitos bien pequeños. Pelamos también la cebolla y la picamos lo mejor que podamos, y los ajos los pelamos y los cortamos en láminas finas. El tomate triturado se puede emplear comprado de lata o bien triturar unos tomates naturales, para lo que habría que lavarlos bien por fuera y triturarlos o rallarlos, quitándoles antes la piel de forma opcional, lo que se hace de forma más sencilla escaldando los tomates previamente unos minutos en agua hirviendo, así nos será más sencillo pelarlos antes de picarlos o triturarlos.

    Y comenzamos ya a hacer la paella de marisco y pollo, para lo que vamos a necesitar una paella bien grande, donde podamos echar todos los ingredientes y cocinarlos bien. La paella es el utensilio de cocina al que normalmente y de forma errónea se le llama “paellera”, y es amplio y de poca altura, para poder cocinar bien el arroz. Echamos un buen chorreón de aceite de oliva virgen en la misma y cuando tenga buena temperatura echamos el ajo y la cebolla, que sofreiremos con sal por encima hasta que empiecen a dorarse.

    Agregamos entonces el pimiento rojo troceado, que rehogamos dos o tres minutos antes de agregar el pimiento verde, que necesita menos tiempo de cocinado. Dejaremos unos 5 o 6 minutos a fuego medio hasta que los ingredientes queden bien tiernos y pochados, y en ese momento vertemos el tomate triturado a la paella y vamos a dejar cocinar unos 10 minutos a fuego suave, para vaya consumiéndose. Tras este tiempo podemos pasar el refrito por la batidora si prefieres dejarlo más fino y sin trozos, incluso pasarlo por un colado. Si lo hacemos volvemos a echarlo al acabar en la paella.

    Sobre el refrito echamos el arroz y dejamos que se rehogue a fuego medio durante un par de minutos antes de agregar el caldo que teníamos colado, el cual calentamos antes para echarlo caliente. Necesitaremos sobre un litro y medio de caldo, así que si no tienes bastante con el que has preparado al hervir los langostinos, las gambas y las almejas, puedes emplear un poco de caldo comprado. Lo mejor es no agregar todo el caldo a la vez, dejar un resto para el final, por si el arroz necesita más cantidad. Echamos ahora unas hebras de azafrán y si queremos darle un toque de color al arroz añadimos un poco de colorante alimentario.


    Cuando el caldo empiece a ebullir, bajamos la potencia y mantenemos a fuego suave el tiempo que necesite el arroz para quedar tierno, tiempo que dependerá del tipo de arroz que empleemos, pero que rondará sobre los 20 minutos aproximadamente. Echamos los trozos de calamar y de pollo y los repartimos bien por toda la paella, para que se cocinen también durante ese tiempo y se ablanden del todo. Unos 5 minutos antes que el arroz quede en su punto agregamos los langostinos para que se cocinen bien y no queden crudos. Agregamos más caldo y corregimos el punto de sal si fuera necesario.

    Al finalizar la cocción del arroz, agregamos entonces las gambas, los guisantes escurridos y las almejas, todo bien repartido, para que con el calor residual del arroz se hagan bien durante los 5 minutos que necesita el arroz de reposo antes de servirse. La paella nos debe quedar sin caldo, con el arroz tierno, y tras ese tiempo de reposo vamos a servirla en los platos individuales sin dejar que se enfríe, para disfrutar de esta riquísima paella de marisco y pollo, que verás cómo va a encantar a tus invitados.